24 ago. 2007

Nuevo Blog

Me uno a la moda de abrir nuevos blogs.

Ante el inminete fracaso de Planetas y Catastrofes, traigo mi nuevo blog Publish or Perish espero sus visitas en esta mi nueva casa...

24 jul. 2007

Los Simpsons

Ya viene la película más esperada del año, todos crecimos viendo Los Simpsons, así que les dejo unos videos para calentar el ambiente.







14 jul. 2007

Recital en la República


Con motivo de la celebración de las Fiestas Juias, la República independiente, Morena y Fasista (no, no el de Don Adolfo) de Santa Ana, invita a una lectura de poesía a efectuarese en el Café Cultural Expresión.


14 jun. 2007

Maldito Jueves

Parece que esto de los días malos no para.

MAU ganó ayer, es decir, los que me deben los $125 del viaje a Nicaragua.

Hoy por la mañana me enteré, o mejor dicho me enteró el catedrático de Semiótica de la Cultura, que es muy probable ya no reciba clases con él. ¿Por qué es esto tan malo? Por una simple y sencilla razón: es el MEJOR catedrático que me ha dado clases, para ser sinceros la única materia por la cual he logrado soportar estos tres años y medio de Literatura y Lingüística.

Un ejemplo de que tan grande es (esto aparte claro de su 1.80 o 1.85 metros de altura), lo brinda de manera magistral Santiago. Según él, cuando Dios tiene una duda respecto a lo que ha creado va y le pregunta a Borges como solucionar la pregunta o como corregir el error. Pero llega un momento en que ninguno de los dos conoce y la respuesta, entonces juntos van y le pregunta a David López, el susodicho catedrático (Ahora que lo escribo estoy seguro que Santiago lo dice mucho mejor, pero la idea es esa).

De tan deprimido que estaba no entré a la clase de Literatura (en realidad debo decir que eso no es culpa de la depresión, casi nunca entro a clase de literatura), en lugar de eso me quedé quemando un libro, no por ser malo sino porque sentía la necesidad de quemarlo (Me reservo el nombre del libro por respeto al autor).

Y luego para terminar mi día con broche de oro, el novio de una amiga la sorprende mientras ella me abrazaba al verme tan desconsolado y no pude librarme de un par de reclamos.

Maldito jueves.

_____
PDTA. Lo único gracioso se dio en esta última escena, pues el novio le dijo que eligiera: o él o yo, y la respuesta de ella fue: “No me hagas elegir porque vas a salir perdiendo”. Me dio mucha risa cuando me lo comentó.

13 jun. 2007

Miercoles electoral

Ahora fueron las elecciones en la Universidad, debo decir que fue un ambiente bastante extraño, desde temprano se instalaban las urnas y los miembros de cada junta receptora.

Me encontré con gente que nunca creí encontrarme en esta situación, como la niña de Arquitectura que tanto me gusta y pensé nunca me hablaría y me dijo hace un par de días lo mucho que le habían gustado mis poemas.

A eso de las once de la mañana me decidí por fin a ejercer mi derecho al voto, se preguntaran porque tan tarde, fácil, antes de esa hora estuve ocupado fingiendo estar en clases y tomando café. Aproveché que en clase resolveríamos un ejercicio el cual tuve que haber resuelto en casa para cumplir con mi deber como ciudadano.

Bueno, este fue un buen día, escuché de pleitos, de fiscales (o fiscalesas para ser exactos), que el Bloque va ganando, que las encuestas los favorecen, que no deberían haber pasado las encuestas, que de qué son las elecciones, que si ganará saca, que si la tarde se incendia, que si la vida es sueño…
_____

PDTA. A estas horas de la noche ya debe saberse quien es el ganador, o en caso contrario, ya deben estarse peleando unos contra otros, acusándose de comunistas y de burgueses.

12 jun. 2007

Odio los martes

Hoy es martes y quiero morir de nuevo, y necesito morir de nuevo.

Necesito saber si hay algo más allá de la muerte, y necesito saber quien me esperará después de la muerte, si es que llegase a existir algo más allá de la muerte.

Quiero morir porque hoy no es lunes, porque hoy es martes y los martes me caen mal en los dientes. Necesito morir porque está muy lejos, porque se que la he perdido (aunque suene a Neruda), porque a partir de ahora odio los martes, y porque tener que morirme hace que me den ganas de morirme.

Ya nada será igual, porque firmé mi sentencia de muerte hace un par de años, y ahora debo cargar con el peso de mi culpa.

11 jun. 2007

Quiero ser como Claudia Hernández

Acabo de terminar de leer La canción del Mar de Claudia Hernández y debo decir que no se que decir. Debo decir (más bien debería) que ahora si me quedé con el ojo abierto y con la boca cuadrada.

Ya Jorge Galán me había comentado, el día en que presentamos Tres Laberintos en La República, que Claudia tenía un libro de cuentos increíble, y que era una lástima que fuera tan pequeño porque no encontraría editorial que lo publicara y no muchos podrían leerlo.

Pero en este país todavía hay justicia y después de muchos años (que quede claro que digo muchos por decir algo, porque en realidad no se si se habrá hecho alguna vez) un diario publicó en exclusiva la obra de un autor salvadoreño.

Es gratificante leer “LA PRENSA GRÁFICA presenta este día una edición especial de Revista Dominical para publicar el libro más reciente de la escritora salvadoreña Claudia Hernández…”. Sin duda el trabajo premia, y Claudia merece este premio.


Aquí unas de mis partes favoritas:

“Esa forma no anida en las cabezas ni se posa jamás en los labios de los que solo somos humanos, confundimos las voces profundas a la intemperie con los truenos y somos incapaces de reconocer a los que una vez fueron extranjeros aunque compartamos plato y cama con ellos. Se nos veda porque no sabríamos qué hacer con ella no con las respuestas que ella consigue. Jamás podríamos, como ellos, ordenarle al mar retroceder o impedirle a la nieve que caiga sobre nuestras casas. A nosotros la noche no nos concede seguir siendo nosotros mismos al día con día por el resto de nuestros días.”

Otro final

Quedó complacida cuando al despuntar el día, el espacio estaba inundado de la luz que antes se quedaba aprisionada en el ramaje. Pero perdió la sonrisa cuando, al llegar la tarde, su hijo se paseó por el camino de siempre y las criaturas a las que había tratado de espantar acudieron a su llamado y se posaron sobre las ramas de unos invisibles árboles que ella no podría derribar.”

Y otro más

“Creíamos que volvería si seguíamos suplicándoselo, pero estábamos equivocadas. Ella no volvería: nos lo dijo el vacío en la terrible canción de las hermanas que perdieron su oportunidad.”


Creo que hasta allí lo dejo porque tendría que transcribirlo completo, ya es tarde y debo ir a dormir para llegar a tiempo mañana al Cafetín, perdón, a la universidad.

_________

PDTA: Después del mal sabor que me había dejado el soyapanguense dizque santaneco había jurado no volver a leer cuentos escritos en el país, pero La Canción del Mar me ha devuelto la fe en los (bueno, las) cuentistas salvadoreñas.

Amo los Lunes

Hoy es lunes y ya no tengo la necesidad de matar o de matarme. Hoy es lunes y aunque por eso digan que no soy normal, AMO LOS LUNES.

No tengo duda que algo bueno pasó hoy por la mañana y que algo mucho mejor pueda pasar en el transcurso de la tarde o la noche. Despertar y volver a ser ese Dios que juega con sus piezas, despertar y seguir siendo Dios a pesar de la soledad de ser omnipotente.

HOY ES LUNES. Así deberían ser todos los días.
_______________
Les dejo el video de la canción que escuchaba, estoy seguro que les gustará…

18 may. 2007

“El Turno del Ofendido” en Santa Ana.

El primer día fue el lunes 14 y el miércoles 16 de mayo, en el auditorio de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente y en el Café Cultural Expresión respectivamente. Leyó el ruso, Eugueni Evtushenko. Debo decir que en verdad “hay que verlo”, ¿leerlo? No creo, pero “hay que verlo”, eso estuvo “más o menos” bien, y los que tuvieron la oportunidad de oírlo saben a lo que me refiero con lode “más o menos”.

Leyó el nicaragüense, Henry Petrie, mi hermano de patria. Porque dicen que patria solo hay una, y yo debo decir, como ya todos saben, que nací leonés hace un para de meses.

La española Montserrat Doucet fue muy interesante, “los caminos no terminan donde empieza la hierba”. Conocí que “existe” algo llamado poesía trascendentalista, muy similar a nuestra visión en el taller. Que quede claro que digo nuestra, no porque nos obliguen a todos a pensar igual, pero si nos reunimos, debe ser porque nos dimos cuenta que poseemos ciertas afinidades.

Carlos Parada se robó el show, “yo soy de Chirilagua / mi esposa de Intipucá”, si bien el primer día nos sentimos extraños ante esa forma de rapear, debo decir que en la segunda lectura nos la pasamos muy divertidos, y tuvimos la oportunidad de escuchar muchas de las cosas serias que ha escrito, y digo serias no porque no sean divertidas, sino porque se notan a simple vista poemas mejor logrados y con mayor cantidad de trabajo invertido.

Los demás, mejor no los menciono, un poco más de lo que estamos acostumbrados a escuchar de nuestros compatriotas.

Lo que me parece muy interesante y por más que intento no encuentro respuesta, es como, si tenemos lecturas comunes (Huidobro, Vallejo y Lorca por mencionar algunos), encontramos estilos y construcciones muy diferentes. Por ahí dicen que todo depende de nuestro contexto social y los factores que extraemos de cada lectura. Debo decir que me parece una explicación lógica, pero no me convence. Mientras no encuentro otro argumente que llene más mis necesidades debo decir que aceptaré esta como la explicación más probable.

Conclusión: Sigan haciendo recitales que por ahí conocí a una estudiante de derecho que no conocía antes del recital, a una catedrática de la UCM (no, no me refiero a la Unión de Conquistadores de Mujeres sino a la Universidad Complutense de Madrid), a un compañero de patria y a un rapero buena onda que lee a Bukowski.

______________
PDTA: Te repito zurrehal, no voy a borrar tus comentarios, pero espero que trates de insultarme de una forma más creativa y no con la misma teoría que aplicas a todos los que se dedicana escribir.

Y recuerda, una imagen puede decir más que mil palabras

16 abr. 2007

Un regalo desde las tieras de Vallejo

Parece que Perú nos está brindando grandes joyas del arte munidal, primero tuvimos a la Tigresa de Oriente, ahora les traigo a Amapolita

Justa Venganza

Nada de Requiem ni cosas por el estilo. Desde hace varias semanas había anunciado que tenía muchas imágenes reveladoras, así que ya es hora de irlas mostrando al mundo.

Como todos saben, desde hace más de un año, el "metricus escritoris" se ha dado a la tarea de ser un eficaz insecticida, mantando mosquitos a diestra y siniestra, con sonetos endecasílabos y alejandrinos.


Pero tarde o temprano ellos tratarían de emanciparse.


Asociados en una red internaconal, lo que mucho mosquitos salvadoreños y santanecos no pudieron hacer lo ejecutaron los mosquitos sandinistas. Fue un ataque terrible, legiones de mosquitos de todos los tamaños y artimañas posibles lanzaron un ataque por tierra y aire, con aviones caza y todo.

Aunque trate de disminuir los daños, no hay duda que esta ofensiva ha debilitado las defensas del "metricus escritoris", a medida que surjan nuevas noticias reportaremos desde el lugar de las acciones, desde este cruento campo de batalla....

28 mar. 2007

Los Príncipes

Los príncipes que se cuelgan de los cuernos de la luna solo extrañan las flores que dejaron extraviadas en el eclipse de la primavera. Los príncipes recuerdan las estrellas que se desprenden del cielo y bañan con sus manos los peces que iluminan los océanos.


Ahora que la lluvia esconde los ecos de las montañas, nacen los príncipes con agujas bajo el brazo, con la esperanza hueca de los días que pasan en el escondite seguro de los espejos.


Los príncipes esconden lagos bajo los ojos de los caballos que le ladran a la luna. Los príncipes gozan con las noches sin estrellas, estrangulan luciérnagas detrás de los horizontes distantes de los arco iris.


Los príncipes
Deben dormir.

27 mar. 2007

Tres Laberintos

Desde la hermana República de Santa Ana, la Sociedad de Estudiantes de Letras hace la atenta invitación a damas y damos, escritoras y escritoros,poetas y poetos, hormigas y hormigos a...



Tres Laberintos: Recital de poesía con Krisma Mancía, Jorge Galán y Eleazar Rivera.


















5 mar. 2007

Recordando al Mago

Leyendo por ahí en los periódicos, me di cuenta que en este mes de marzo, conmemoramos aniversario de mi queridísima “CIEN AÑOS DE SOLEDAD”, de esta forma me veo obligado a seguir rindiendo tributo al MAGO.


Este es el inicio de “Vivir para Contarla”, el primer tomo de las memorias…


Mi madre me pidió que la acompañara a vender la casa. Había llegado esa mañana desde el pueblo distante donde vivía la familia, y no tenía la menor idea de dónde encontrarme. Preguntando por aquí y por allá entre los conocidos, le indicaron que me buscara en la Librería Mundo, o en los cafés vecinos, donde yo iba todos los días a la una y a las seis de la tarde a conversar con mis amigos escritores. El que se lo dijo le advirtió: «Vaya con cuidado porque son locos de amarrar». Llegó a las doce en punto. Se abrió paso con su andar ligero por entre las mesas de libros en exhibición, se me plantó enfrente, mirándome a los ojos con la sonrisa de picardía de sus días mejores, y antes que yo pudiera reaccionar, me dijo: «Soy tu madre».


Ahora el infaltable inicio de CIEN AÑOS DE SOLEDAD…


Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo.


Y el final, que por ahí a más de un ciudadano de la República, lo dejó helado y al borde de la locura…


Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.


Por ahí un trozo de una entrevista que tenía guardada, para los que quieran el link, lo siento, no recuerdo de donde la baje, pero me la encontré en mi computadora…

Hace un par de años, en su casa de Bogotá, al frente del Parque de la 88, le pregunté a García Márquez si nunca había sentido la tentación de escribir una novela negra. «Ya la escribí -me dijo-, es Crónica de una muerte anunciada.» Afuera, sobre el césped verde, amos y perros daban el paseo del mediodía bajo un sol radiante, raro en Bogotá para el mes de febrero. «Lo que sucede es que yo no quise que el lector empezara por el final para ver si se cometía el crimen o no -continuó diciendo-, así que decidí ponerlo en la frase inicial del libro.» Era la primera vez que veía a García Márquez. Yo había aprendido a amar la literatura por haber leído, entre otras cosas, sus novelas. Estaba muy emocionado escuchándolo. «De este modo agregó- la gente descansa de la intriga y puede dedicarse a leer con calma qué fine lo que pasó. » Dicho esto enumeró una larga serie de historias de género negro en la literatura y concluyó que u preferida era Edipo Rey, de Sófocles: «Porque al final uno descubre que el detective y el asesino son la misma persona». A García Márquez le gusta hablar de literatura. Quedan pocos escritores a los que les guste hablar de literatura.

Sí, de esos quedan muy pocos no hay duda. Por estos días todos los escritores prefieren ser políticos que ser escritores.

Y ya que hablamos de “Crónica de una muerte anunciada”, incluyamos el inicio…

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.


Y para los que nunca paran de corregir, veamos que hasta el Maestro tiene los mismos problemas (Por los que se pregunten, esta vez tampoco me refiero a Rafael, otra vez es Márquez)

Siempre he creído que toda versión de un cuento es mejor que la anterior. ¿Cómo saber entonces cuál debe ser la última? Es un secreto del oficio que no obedece a las leyes de la inteligencia sino a la magia de los instintos, como sabe la cocinera cuándo está la sopa.

_____

Para los de siempre… Ah perdón, yo no tengo de esos.

PD. Espero la próxima entrada escribirla yo, sin intervenciones de nadie, ni siquiera para las citas, pero por ahora estoy poseído por el Don de la Pereza…

18 feb. 2007

Amen a sus Enemigos

Jesús dijo a sus discípulos: “Pero yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman. Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica. Dale a todo el que te pida, y al que tome lo suyo no se lo reclames. (…) Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque Él es bueno con los desagradecidos y los malos.”

Lucas 6 : 27 – 34

“El que tenga oídos para oír que vea…”

15 feb. 2007

Cursilerías

No quería postear esto en un día 14 de Febrero, porque era demasiado obvio, y por eso no lo hice.

René desató la bomba de los poemas cursis, así que aquí esta mi aportación. Quiero que quede claro que no es actual, es de hace tres años (debo admitir, me da vergüenza saber que a la misma edad a la que yo escribía estas cosas, Herberth escribe esos poemas que dan escalofrío…).


Cuando la luna llueva
En siete mil pedazos,
Cuando tierra y agua
Sean liberados,
Cuando el silencio calle
Su infinito murmullo,
Cuando el hombre oculte
Su lado oscuro,
Cuando del agua brote
El suplicio de tu amor,
Cuando toda la poesía
Carezca de dolor,
Cuado la rosa pierda
Su corpórea brevedad,
Cuando sea una sola
Toda la humanidad,
Cuando el ala vuele
Sin tirar de su raíz,
Cuando sean hermanos
Los pueblos de mi país.
Cuando todo eso pase,
Aunque todo eso pase,
Yo no te olvidaré.


Aquí está otro, y este si está mas cursi todavía…


Musa Americana
Observo tranquilo por mi ventana,
Borro mis viejos fantasmas,
En el paisaje, nada parece estremecerme,
Excepto ella, solo ella.
Renacimiento solar,
Cabellera de izalco,
Canción de cuna,
Caricia de madre,
Magma virgen,
Sonrisa de luna,
Canto de sirena,
Venus del olimpo
Musa extraviada,
Infierno celestial,
Cáliz de vida,
Fontana de versos,
Crisol de ideas.
Todo eso y mucho más
Mi musa americana.


Recalco, esto es puro masoquismo, me advirtieron que por mi bien no lo hiciera. Aunque me da mucha vergüenza enseñarlos, lo había prometido, y es de hombres cumplir sus promesas…

31 ene. 2007

Descubriendo los trucos del Mago

Por ahí me decía alguien en Nicaragua, que nosotros (los de la Casa), vemos los poemas de una manera muy fría, y que salimos con críticas medio raras acerca de los poemas. Para ejemplificar esta forma rara de tratar nuestro trabajo quiero citar a René:

“Pues no sé si ya corregiste el gerundio del segundo verso, porque no lo veo, leo una pasado "perdieron". En el 5o verso el gerundio es lo que le da fuerza al verso, si lo ponés de otra forma creo que se te debilita, y el gerundio "llevándole" del 7o verso se puede sustituir por "al llevarle" y ya. Ahora con cuestiones de gustos purititamente va, el detentan creo que le resta un poco de sonoridad al verso inicial, se oye forzadito proba con "retienen o poseen".”

Bueno, y ahí todavía falta lo de las cesuras y los hemistiquios. Debo decir que me puso a dudar, pensé si será esta la forma en que debemos tratar los textos, así que recurrí al Maestro. No, no recurrí a Rafael, me refiero que recurrí a Gabriel García Márquez, veamos que nos dice:

“…padezco de la bendita manía de contar. Y me pregunto: esa manía, ¿se puede transmitir? ¿Las obsesiones se enseñan? Lo que sí puede hacer uno es compartir experiencias, mostrar problemas, hablar de las soluciones que encontró y de las decisiones que tuvo que tomar, por qué hizo esto y no aquello, por qué eliminó de la historia una determinada situación o incluyó un nuevo pasaje… ¿No es eso lo que hacen también los escritores cuando leen a otros escritores? Los novelistas no leemos novelas sino para saber cómo están escritas. Uno las volteas, las desatornilla, pone las piezas en orden, aísla un párrafo, lo estudia, y llega un momento en que puede decir: “Ah, sí, lo que hizo éste fue colocar al personaje aquí y trasladar esa situación para allá, porque necesitaba que más allá…”. En otras palabras, uno abre bien los ojos, no se deja hipnotizar, trata de descubrir los trucos del mago”

En mi opinión, si esta es la forma de ver la literatura que tiene Gabo (que confianzudo), y le ha servido para escribir Cien años de soledad y otros libros excelentes, quiero seguir el mismo camino, talvez algún día…

24 ene. 2007

De los viajes y la escritura

Hace dos días que regresé de León, y ya quiero volver.

Debo decir que ya comprendí lo que trata de decir Rafael cuando sostiene que acudir a tanto festival termina siendo dañino. ¿Qué si te dan ganas de escribir? Sí, y mucho, ¿qué si conoces nuevas personas dedicadas a lo mismo y que si son interesantes? Pues también sí.

Entonces, ¿Dónde está lo malo en ir de festival en festival? Es muy sencillo, cuando estás lleno de tanta emoción se vuelve muy fácil escribir y muy difícil corregir, y como saben la escritura es sólo la primer parte en la elaboración de un discurso, sea poético o no. Es a través del trabajo duro y la corrección que se consigue llegar al texto terminado.

Repito otra vez. Entonces… ¿Volveré a asistir a un simposio, festival o cualquier cosa que tenga que ver con literatura? Si se puede, sí, y si es en León mejor todavía…

23 ene. 2007

Ya tengo Perfil

Debido a la enorme petición pupular (dos personas), es un placer informarle a toda la población en general que ya tengo Perfil. (Ya era hora) Se que este pobre blog a estado demasiado descuidado pero prometo prestarle más antención, tal vez algún día alcance a Ana o Rafael (lo dudo) así que ahora tranten de visitar más seguido, pero no se olviden de tocar la puerta...