18 may. 2007

“El Turno del Ofendido” en Santa Ana.

El primer día fue el lunes 14 y el miércoles 16 de mayo, en el auditorio de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente y en el Café Cultural Expresión respectivamente. Leyó el ruso, Eugueni Evtushenko. Debo decir que en verdad “hay que verlo”, ¿leerlo? No creo, pero “hay que verlo”, eso estuvo “más o menos” bien, y los que tuvieron la oportunidad de oírlo saben a lo que me refiero con lode “más o menos”.

Leyó el nicaragüense, Henry Petrie, mi hermano de patria. Porque dicen que patria solo hay una, y yo debo decir, como ya todos saben, que nací leonés hace un para de meses.

La española Montserrat Doucet fue muy interesante, “los caminos no terminan donde empieza la hierba”. Conocí que “existe” algo llamado poesía trascendentalista, muy similar a nuestra visión en el taller. Que quede claro que digo nuestra, no porque nos obliguen a todos a pensar igual, pero si nos reunimos, debe ser porque nos dimos cuenta que poseemos ciertas afinidades.

Carlos Parada se robó el show, “yo soy de Chirilagua / mi esposa de Intipucá”, si bien el primer día nos sentimos extraños ante esa forma de rapear, debo decir que en la segunda lectura nos la pasamos muy divertidos, y tuvimos la oportunidad de escuchar muchas de las cosas serias que ha escrito, y digo serias no porque no sean divertidas, sino porque se notan a simple vista poemas mejor logrados y con mayor cantidad de trabajo invertido.

Los demás, mejor no los menciono, un poco más de lo que estamos acostumbrados a escuchar de nuestros compatriotas.

Lo que me parece muy interesante y por más que intento no encuentro respuesta, es como, si tenemos lecturas comunes (Huidobro, Vallejo y Lorca por mencionar algunos), encontramos estilos y construcciones muy diferentes. Por ahí dicen que todo depende de nuestro contexto social y los factores que extraemos de cada lectura. Debo decir que me parece una explicación lógica, pero no me convence. Mientras no encuentro otro argumente que llene más mis necesidades debo decir que aceptaré esta como la explicación más probable.

Conclusión: Sigan haciendo recitales que por ahí conocí a una estudiante de derecho que no conocía antes del recital, a una catedrática de la UCM (no, no me refiero a la Unión de Conquistadores de Mujeres sino a la Universidad Complutense de Madrid), a un compañero de patria y a un rapero buena onda que lee a Bukowski.

______________
PDTA: Te repito zurrehal, no voy a borrar tus comentarios, pero espero que trates de insultarme de una forma más creativa y no con la misma teoría que aplicas a todos los que se dedicana escribir.

Y recuerda, una imagen puede decir más que mil palabras